Principio de página
Descubra nuestra nueva bolsa de media luna, ILARGIA

Guía para la entrevista

El cuero es un material vivo que necesita cuidados. Descubra los consejos de cuidado de ERRO para preservar la suntuosa textura de su pieza.

Seguir navegando

Cuidado del cuero

El cuero es un material vivo y auténtico. Las irregularidades de su piel son prueba de ello. Con el tiempo, su color cambia, desarrolla una pátina y puede mancharse. Un cuidado frecuente ayuda a protegerlo a largo plazo.

En ERRO utilizamos cuero liso (curtido vegetal) y cuero granulado (curtido mineral) para fabricar nuestros artículos de piel. Estas pieles de alta calidad proceden de curtidurías certificadas LWG Gold y Silver de Italia y España, respectivamente. Esta norma garantiza una producción respetuosa con el medio ambiente y un fuerte compromiso social. Nuestros productos son duraderos, y es esencial preservar el material para que puedan perdurar durante generaciones.

Limpieza del cuero

Empieza quitando el polvo de la pieza de cuero con un paño suave. Para limpiar el material, utilice un jabón de glicerina (o un jabón adecuado para el cuero) con un paño ligeramente húmedo y realice ligeros movimientos circulares. Deje secar durante unas horas, evitando la luz solar directa.

Nutrir el cuero

Para mantener el brillo y el color del cuero, hay que nutrirlo con regularidad. Aplique una crema nutritiva con un paño suave (o un guante guante) sobre toda la pieza y masajear suavemente. Dejar secar al aire libre de forma natural y repetir la operación con regularidad.

Conservación del cuero

Para conservar el cuero a largo plazo, es esencial seguir unas buenas prácticas de cuidado y evitar ciertos errores.

  • Evite dejar su artículo de piel expuesto a la luz solar directa o a una fuente de calor durante un periodo prolongado. El calor excesivo puede hacer que el cuero se seque y se agriete.
  • Recuerda vaciar la bolsa con regularidad para evitar sobrecargarla, ya que así se evita que el cuero se deforme.
  • No metas tu prenda de piel en la lavadora ni en la secadora. Si mete la prenda de piel en la lavadora o la secadora, el material se deformará por completo y quedará inservible.
  • Evite sumergir su pieza de cuero en agua o dejar que se moje después de que haya llovido. El exceso de agua puede provocar manchas y deformaciones.
  • Evite frotar en exceso y utilizar materiales abrasivos (cepillos, esponjas, etc.). Esto provocará un desgaste prematuro del cuero, manchas y desgarros.
  • Asegúrese de utilizar productos adecuados para el cuero e incoloros. El uso de productos químicos inadecuados puede provocar desgaste, manchas y grietas, además de alterar el color y la textura del cuero.
  • Guarda tus artículos de cuero en su funda cuando no los utilices.

Utilice el kit de mantenimiento BORDA para limpiar y nutrir sus artículos de cuero.

Todas las bolsas ERRO son ecológicas y reparables de por vida. Cada pieza se ha ensamblado de forma que pueda desmontarse y volver a montarse en caso de rotura o desgaste. Póngase en contacto con nuestro servicio de atención al cliente para más información.